YALE - Robótica y automatización: La diferencia de Yale - Handling&Storage

Vaya al Contenido

YALE - Robótica y automatización: La diferencia de Yale

Robótica y automatización: La diferencia de Yale

Los equipos de manutención automatizados han sido fabricados históricamente a medida, complejos e inevitablemente caros, tanto para su adquisición como para su instalación. El resultado es una solución inflexible que es incapaz de adaptarse a entornos de trabajo nuevos o modificados. Yale Europe Materials Handling tiene una nueva solución: una gama de carretillas robotizadas que no necesitan infraestructura, que ofrecen la fiabilidad y durabilidad que han dado fama a Yale® y que cuentan con el soporte de su extensa red de servicio.
Como resultado de más de una década de investigación y desarrollo de soluciones automatizadas, Yale anuncia el lanzamiento de su porfolio de productos automatizados: la recogedora de pedidos de nivel bajo MO25, el tractor de arrastre MO50-70T y la carretilla contrapesada MC10-15 equipados con tecnología Balyo.
Diseñada para ofrecer la sensación familiar y la fiabilidad de Yale, reduciendo al mismo tiempo los costes de explotación y aumentando la eficiencia, la solución Yale robotics es perfecta para clientes en busca de una solución asequible.

Destacando sobre la multitud

“Para algunos clientes, la automatización a gran escala no es viable para sus operaciones, debido a la naturaleza cambiante y a la variedad de las tareas y requisitos que tiene que satisfacer la aplicación”, comentaba Ron Farr, Warehouse Solutions Manager en Yale. “Sin embargo, hay algunos trabajos pequeños y repetitivos que podrían automatizarse para liberar a la fuerza laboral existente y poder dedicarla a tareas de valor más alto. Hemos desarrollado nuestra oferta de robótica teniendo presente todo esto, con el fin de proporcionar a los clientes una automatización flexible y asequible”.
La tecnología de navegación mediante geoguiado, referente de la industria y de Balyo, está en el corazón de la solución, garantizando que las carretillas robotizadas de Yale destaquen por encima de los vehículos de guiado automático tradicionales en oferta. Sin necesidad de una infraestructura dedicada, las carretillas pueden trabajar de forma autónoma sin necesidad de ningún tipo de cables, imanes o reflectores.
“Después de consultar con nuestros clientes, reconocimos que un importante obstáculo para la introducción de la robótica en almacenes y líneas de producción es la instalación de una infraestructura dedicada. Colaborando con Balyo, hemos podido producir una gama de carretillas que utilizan características estructurales existentes para generar su propio mapa, haciendo posible que puedan fijar su propia localización y navegar en tiempo real. No es necesario enterrar cables en el piso ni montar reflectores en las paredes, lo que reduce el coste de la instalación y elimina prácticamente el mantenimiento estructural permanente. La solución está totalmente conectada con el entorno del cliente y se puede integrar rápidamente y con facilidad en los procesos actuales”, comentaba Ron.

Robótica para cada aplicación

Basadas en las carretillas manuales existentes MO25, MO50-70T y MC10-15, las carretillas robotizadas de Yale son adecuadas para una amplia gama de aplicaciones. Las carretillas pueden automatizar una gran variedad de tareas repetitivas de transporte de cargas que van desde dar servicio a las líneas de producción, transportar cargas entre estaciones y llevar a cabo circuitos de producción tipo "milk-run" (reparto de la leche) hasta acarrear paletas vacías a una máquina de paletizado.
Las carretillas incorporan una detección de obstáculos avanzada que ayuda a que puedan anticiparse y reaccionar ante su entorno inmediato, controlando su velocidad y permitiendo un movimiento suave y eficiente. Al mismo tiempo, la provisión de modos tanto automático como manual garantiza un funcionamiento eficiente junto a carretillas de funcionamiento manual y manejadas por empleados.
“El diseño de modo doble significa que las carretillas robotizadas de Yale pueden seguir siendo utilizadas manualmente para completar tareas no automatizadas. Los operarios pueden recuperar el control con la simple pulsación de un botón. De esta manera no es necesario disponer de equipos aparte y los clientes tienen la flexibilidad de absorber requisitos inesperados”, explica Ron.
“Nosotros hemos estudiado atentamente cómo podemos hacer la robótica lo más eficaz posible en cuanto a costes y lo más productiva posible para nuestros clientes. La solución robótica Yale robotics es totalmente escalable y va de una sola carretilla a una flota de gran tamaño para responder a la aplicación que se tenga entre manos. A medida que continúa la Industria 4.0, nuestra gama robótica puede abrir la puerta a la automatización a muchos que no podían tomarla en consideración en otras iteraciones”, concluye Ron.

 

Regreso al contenido