STILL - STILL, energía de futuro - Handling&Storage

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

STILL - STILL, energía de futuro

 
 
STILL, energía de futuro
 
STILL trabaja por ofrecer una amplia oferta de tecnología, más limpia y eficiente, que se adapte a las múltiples necesidades de sus clientes en su exigente día a día.
 
“En 2050, vivimos bien, respetando los límites ecológicos del planeta. Nuestra prosperidad y nuestro medio ambiente saludable son la consecuencia de una economía circular innovadora, donde nada se desperdicia y en la que los recursos naturales se gestionan de forma sostenible, y la biodiversidad se protege, valora y restaura de tal manera que la resiliencia de nuestra sociedad resulta fortalecida”. Para que el futuro que se detalla en las páginas del Diario Oficial de la Unión Europea del 28 de diciembre de 2013 sea una descripción fiel de nuestro día a día de aquí a tres décadas, es imprescindible que la sociedad y la economía trabajen coordinadas y en completo equilibrio. En este proceso, las compañías de intralogística tienen la misión de desarrollar soluciones innovadoras, que cumplan con las fases establecidas por la Unión Europea para lograr reducir las emisiones y crear un espacio común con una mejor calidad de aire.
Dentro de la marca STILL cada nuevo lanzamiento es también una declaración de intenciones que muestra una voluntad firme por hacerlo posible, y lograrlo con minuciosa puntualidad alemana. Diseñar carretillas capaces de traspasar no solo los límites técnicos sino también ciertas creencias limitantes, ha sido una constante en los cien años de historia de STILL. Con el lanzamiento de la contrapesada eléctrica RX 60-25/35 el mes de octubre de 2019, STILL demostró que era posible concebir una contrapesada eléctrica capaz de romper la barrera del rendimiento respecto a los modelos de combustión interna. Sus 21 kW de potencia, su capacidad de manipular 258 toneladas por hora, su velocidad de 21 km/h y su facilidad de elevar 3,5 toneladas en 11 segundos a una altura de 7,4 metros un 22% más que una contrapesada diéselmuestran que la total eficiencia y las cero emisiones es un hecho probado.  
Porque permanecer en el mismo lugar no es una opción, si se pretende avanzar hacia nuevas soluciones respetuosas con nuestro entorno, en 2020 STILL ha vuelto a demostrar que también sabe vencer sus propias marcas. Con el reciente lanzamiento de la carretilla elevadora eléctrica, la nueva RX 60-35/50, evidenció que es capaz de trabajar más allá de sus límites al incrementar la salida del motor de accionamiento un 46% en comparación con su predecesora. De esta forma, en el último año STILL ha abierto nuevas perspectivas para aún más empresas que buscan conseguir una flota de carretillas eléctricas con inigualable rendimiento, compatibilidad ambiental e incomparable eficiencia de uso.
 
Innovaciones que cambian hábitos
 
La transformación de las pautas en el mercado requiere que fabricantes y empresas cooperen para desarrollar nuevos productos y tecnologías cada vez más avanzadas, fiables y respetuosas con el medioambiente, que a su vez contribuyan a que sean finalmente acogidas por los usuarios.
En este proceso, STILL trabaja por ofrecer una amplia oferta de tecnología, más limpia y eficiente, que se adapte a las múltiples necesidades de sus clientes en su exigente día a día. Tal y como argumenta Jordi Contreras, Product Manager de STILL España, “cada fuente de energía tiene sus particularidades y siempre hay una de ellas que, debido a sus características y prestaciones, es más idónea para trabajar en unas u otras circunstancias”.
Sin embargo, no hay duda de que en la medida en que la tecnología avanza se comienzan a observar tendencias que modifican el rumbo del mercado: “Se detecta el desuso del diésel a favor de tecnologías más limpias que ofrecen prestaciones similares, una pauta que también se ve en el sector automovilístico. A su vez, el desarrollo cada vez más perfecto de las nuevas baterías de litio hace que se reduzcan cada vez más los costes y que la energía eléctrica se consolide”, explica Contreras. “Dentro de esta oferta energética, no cabe duda de que una de las ventajas de las baterías de plomo ácido es su precio, aunque también tiene ciertas limitaciones, ya que necesitan un correcto mantenimiento y unas pautas estrictas de uso. Por último, la pila de combustible de hidrógeno tiene la capacidad de convertirse en otro referente de futuro puesto que es una tecnología que, mediante recargas de apenas un par de minutos, ofrece energía ininterrumpida y completamente limpia”, concluye.
 
Reducir el consumo y economizar costes
 
Por sus ventajas, entre las que destaca la ausencia de emisiones, las baterías de litio son cada día más demandadas por los usuarios: ofrecen la misma cantidad de energía en menor volumen de batería, la descarga es constante, no requieren mantenimiento, no tienen emisiones, permiten cargas rápidas e intermedias y tienen más del doble de vida útil que una batería convencional. Por todos estos motivos, la consolidación de las baterías de litio es una realidad que se fortalece a medida que su precio comienza a ser más competitivo.
Con el objetivo de fomentar una mayor eficiencia energética, limpia y respetuosa con el entorno, la compañía de intralogística con sede en Hamburgo ha incorporado la tecnología STILL Li-Ion a todas las máquinas de su catálogo. Las máquinas de almacén STILL disponen la opción de batería de litio y las carretillas contrapesadas incorporan tecnología Li-Ion Ready que permite integrar una batería convencional o Li-Ion, sin necesidad de realizar ningún cambio adicional.
Por su eficiencia y cero emisiones, las baterías STILL Li-Ion son perfectas para las empresas que buscan incrementar su productividad de forma sostenible. Ofrecen una vida útil de unos 4.000 ciclos de carga siendo cada ciclo una carga completa o suma de cargas parciales, frente a los 1.200 ciclos de las baterías de plomo ácido. Además, en muchos casos, la capacidad de carga de una batería de litio permite completar toda una jornada laboral con la máquina en funcionamiento, ya que facilita las cargas parciales durante las paradas o cambios de turno sin que el ritmo de las tareas se vea alterado.
Pero el ahorro no es sólo energético, sino que se traduce en una mayor disponibilidad de espacio físico: mientras las baterías de plomo ácido necesitan una sala de carga independiente, ventilada y con una zona de depósitos para el agua destilada, las baterías de litio pueden recargarse en cualquier espacio permitiendo un nuevo uso de la antigua zona de carga.
 
Programas que maximizan la eficiencia
 
Porque el estilo en la conducción afecta, sin ninguna duda, al consumo de las carretillas, STILL también diseña programas de conducción que permiten que el operario trabaje a favor de la eficiencia energética de forma activa al presionar un sencillo botón. En este sentido, el programa de conducción ECO ha sido pensado para reducir la velocidad de la carretilla y reducir el consumo, mientras que Blue-Q logra reducir la aceleración sin afectar a la velocidad para conseguir un ahorro de entre un 7% y un 21%, dependiendo de la carretilla. De esta forma, el sistema consigue ahorrar energía allí donde no resulta indispensable y permite un ahorro de energía sin alterar en absoluto el proceso de trabajo. 
En suma, STILL cuida cada detalle de sus carretillas y soluciones para seguir marcando las pautas que logren que el mercado de la intralogística avance, en un trayecto sin retorno, hacia un nuevo mercado, más sostenible, equilibrado e inigualablemente competitivo.
 

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal