MIR - ICM optimiza su intralogística con robots móviles autónomos - Handling&Storage

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

MIR - ICM optimiza su intralogística con robots móviles autónomos

 
 
ICM optimiza su intralogística con
robots móviles autónomos
 
ICM optó por racionalizar el transporte interno a través de la automatización, e instaló tres robots móviles autónomos de MiR para realizar el transporte de las paletas desde la zona de recepción hasta los extremos de los pasillos.
 
La empresa danesa ICM, fundada en 1946, es uno de los principales mayoristas escandinavos de equipos y soluciones de protección personal para entornos de trabajo en diversas industrias incluyendo la construcción, la manufactura, y los sectores de farma y biotecnología, entre otros. Con una facturación anual de 53,5 millones de euros, cada año llegan a su centro logístico más de 30.000 paletas de mercancía para comenzar la entrega de los 100.000 pedidos al año que recibe la empresa.
Una vez que llegan al centro logístico de ICM, las paletas de mercancía pasan por el área de recepción desde donde se transportan hasta los pasillos del almacén mediante carretillas elevadoras que se desplazan por estrechos pasillos, formados por estanterías que alcanzan los 12 metros de altura, para colocar las paletas en posición en las estanterías. El proceso requiere que los operarios de las caretillas tengan que recorrer grandes distancias cada día, realizando una tarea que es necesaria, pero a su vez muy poco productiva.    
Muchos de los pedidos que maneja la compañía son de entrega en 24 horas, por lo que la gestión del tiempo y del personal en el centro logístico y la intralogistica del almacén ha de estar optimizadas en todo momento, y más aún desde el estallido del Coronavirus que recientemente ha causado un pico inesperado en la demanda para ciertos productos.
 
Robots móviles autónomos
 
Por todo ello, ICM optó por racionalizar el transporte interno a través de la automatización, e instaló tres robots móviles autónomos de MiR para realizar el transporte de las paletas desde la zona de recepción hasta los extremos de los pasillos. Los robots MiR1000, denominados así por su capacidad de carga de hasta 1000 kg, tienen una estación de carga situada en la zona de recepción, y transportan hasta 100 paletas al día a los pasillos donde los operarios de las caretillas elevadoras de largo alcance se encargan de colocarlos en las estanterías.
Tal y como señala Jesper Lorenzen, asistente de almacén en ICM, “cuando las paletas de mercancía llegan, las procesamos y las colocamos en los ’racks’ especiales para que los robots MiR puedan recogerlas. Acto seguido creamos una misión utilizando una tableta y los MiR1000 las transportan automáticamente al pasillo del almacén donde se van a almacenar”. Una vez depositado la paleta en un pasillo, el operario de la carretilla elevadora la recoge y la zona de recepción recibe un mensaje automático donde se informa de que se puede mandar otra paleta. “Cuando los operadores de la carretilla me informan automáticamente de que han retirado una paleta del bastidor, puedo pulsar un botón en la pantalla de la tableta y enviar otro robot MiR con carga. De esta manera los robots garantizan un flujo constante de paletas a los pasillos del almacén", añade Lorenzen.
En un centro logístico con semejantes niveles de tráfico interno, la seguridad y la comunicación entre los diversos vehículos es vital para evitar accidentes y que las diferentes máquinas se obstaculicen mutuamente. Los operadores de carretilla pueden visualizar en la pantalla de una tableta dónde están los robots MiR en todo momento, y los robots móviles también se hacen notar utilizando señales de audio y luces en las zonas más concurridas.
 
Monitorización y gestión de flotas
 
Para monitorizar constantemente sus alrededores, los MiR1000 están equipados con una tecnología láser que les otorga un campo de visión de 360º, junto con sofisticadas cámaras 3D en la parte delantera y dos sensores adicionales en cada esquina. Esta tecnología sensorial combinada con el software IA del robot les permite navegar perfectamente sus recorridos, detectar y esquivar obstáculos en su camino, bien sean objetos o personas, trazar la ruta más eficiente, y localizar sus racks de carga/descarga automáticamente.
En total, estos robots móviles colaborativos han ahorrado aproximadamente 40 horas semanales de trabajo manual al centro logístico de ICM, tiempo que los trabajadores del almacén pueden dedicar ahora a actividades más complejas y de mayor valor como, por ejemplo, la recepción, la clasificación, el manejo y la priorización de las paletas.
El software de gestión de flotas MiRFleet también garantiza que las tareas de transporte interno se distribuyan eficazmente entre los robots móviles, de modo que puedan llevar a cabo las tareas en el menor tiempo posible, a la vez que también garantiza que entre tareas los tres MiR1000 se desplacen automáticamente a su estación de recarga para cargarse, minimizando los tiempos de inactividad.
 
Mayor eficiencia
 
Los robots móviles no solo han aumentado la eficiencia de la compañía, según Brian Brandt, gerente del almacén, sino que también han mejorado el ambiente de trabajo. Él ve muchos aspectos positivos en la inversión en esta tecnología que aumenta tanto la capacidad como la satisfacción en el trabajo. Tal y como afirma: "Es muy divertido trabajar con robots móviles, poder mover algo de punto A al punto B sin ni siquiera tocarlos. El diseño de los robots es muy sencillo y son muy fáciles de usar", dice.
En ICM, la dirección ve un claro potencial en la automatización de más procesos. En este momento, se trata del flujo desde el área de recepción de mercancías hasta los pasillos de almacenaje, sin embargo, a largo plazo la empresa también automatizará el transporte desde el picking hasta la entrega de mercancías y obtendrá aún más beneficios de los robots colaborativos móviles.
El director de la Cadena de Suministros de ICM Logistics, Søren Jepsen, explica que diseñar el flujo de trabajo óptimo para todo el flujo de tráfico y transporte de mercancías en el centro logístico ha sido un proceso de aprendizaje. "Los robots han hecho ahorrar tiempo a los operarios, un tiempo que ahora pueden utilizar para optimizar el almacén y agilizar los procesos de intralogística. Nos hemos acostumbrado a la nueva tecnología y hemos aprendido a trabajar de una forma completamente diferente. Cuanto más la aplicamos, más tiempo ahorramos gracias a la automatización con robots móviles colaborativos", ha añadido Jepsen.
 

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal