LINDE - Linde C-MATIC: flexibilidad en los procesos de flujos de materiales - Handling&Storage

Vaya al Contenido

LINDE - Linde C-MATIC: flexibilidad en los procesos de flujos de materiales

Linde C-MATIC: flexibilidad en los
procesos de flujos de materiales

Desde hace aproximadamente cinco años, Linde Material Handling lanzó al mercado su primer vehículo automatizado Linde robotics y, desde entonces, la familia no ha parado de crecer. Este 2018, el Salón Internacional de la Logística ha sido el marco ideal para presentar el nuevo C-MATIC, un vehículo guiado automático para arrastrar carros, que brinda eficiencia, rendimiento y seguridad al transporte de materiales en la intralogística.
La creciente digitalización de los procesos comerciales confiere un nuevo dinamismo a la automatización. Los requisitos van en aumento y las máquinas y vehículos automatizados deben ser capaces de trabajar junto a las personas y asistirles en su trabajo sin riesgo de accidentes. Además, deben poder comunicarse en tiempo real con otros sistemas o con la infraestructura, a fin de garantizar la fluidez de los procesos.
Linde robotics es la gama de vehículos automatizados de Linde, que hasta hoy ha incluido apiladores, transpaletas, carretillas trilaterales y carretillas retráctiles, y se adapta a todo tipo de operativas: desde procesos individuales hasta flujos de material complejos, demostrando su valía, al optimizar estos movimientos de forma transparente, eficiente, óptima y segura, mientras se incrementa la productividad. El C-MATIC es el nuevo miembro de esta gama, un vehículo de arrastre de carros automatizado (AGC), capaz de operar ininterrumpidamente hasta 16 horas e integrarse de manera flexible en los procesos de flujos de materiales internos.

Flexibilidad y seguridad

Con solo pulsar un botón, el C-MATIC maniobra autónomamente a través del área de almacenaje guiándose por una cinta magnética previamente instalada, para transportar mercancías donde se precise. En el punto de recogida, pasa por debajo de un carro que está preparado para ser transportado y se "acopla" a él a través de un eje de enganche. Así, puede mover cargas de hasta 650 kg con facilidad y llevarlas a su destino a una velocidad de 3 km/h en una ruta de desplazamiento prestablecida. Una de sus características más convenientes es que la cinta magnética puede ser instalada o reemplazada rápida y fácilmente.
El modo de movimiento del C-MATIC está definido por tags de comunicación RFID, que se colocan cercanas a la cinta magnética a distancias variables, dependiendo de la casuística del proyecto, que se pueden elegir de forma personalizada. Las acciones correspondientes creadas al leer el tag RFID son asignadas mediante un software durante la instalación: por ejemplo, se puede reducir la velocidad en lugares por los que haya peatones que crucen su ruta. Además, gracias a un escáner láser de seguridad incorporado, el C-MATIC detecta a las personas y los obstáculos y se detiene automáticamente si es necesario. Asimismo, está equipada con un botón de parada de emergencia delantero y un sistema de advertencia acústica.  
Una ventaja particular de la Linde C-MATIC es su gran rendimiento: con solo una carga de la batería, puede trabajar hasta 16 horas seguidas. La carga se realiza mediante un cargador y puede hacerse fuera del horario laboral, por ejemplo, durante la noche. Las baterías de gel están completamente cargadas tras ocho horas. Para las empresas con triple turno, Linde ofrece un sistema de cambio de batería opcional con un cargador externo.

La gama más eficiente y segura

A excepción del C-MATIC, todos los vehículos de Linde robotics se basan en la gama convencional de vehículos Linde y pueden pasar de modo automático a manual de forma sencilla. Su sistema exclusivo de geonavegación detecta las estructuras espaciales, convirtiéndolas en un mapa bidimensional en el que se definen rutas y puntos de acción, con la posibilidad de introducir nuevas rutas o alteraciones espaciales de forma rápida y sencilla. Asimismo, estos vehículos pueden interactuar directamente con Sistema de Gestión de Almacén (SGA) o el de Planificación de Recursos de Empresa (ERP). La unidad informática gestiona las órdenes entrantes, asigna tareas optimizadas por ruta a los vehículos, recibe retroalimentación de los vehículos, regula el tráfico y toma el control de la flota, todo de manera transparente. Gracias a Linde robotics, el capital humano puede dedicarse a tareas de mayor valor añadido.
Para definir la solución automatizada ideal, los expertos del departamento Linde Intralogistics Solutions de Linde Material Handling analizan los procesos de flujo de materiales in situ junto con el cliente. Una vez que se ha completado la fase de planificación, el equipo se programa en las instalaciones del cliente en un breve periodo de tiempo.


Regreso al contenido