FRONIUS - Reishauer AG moderniza su tecnología de carga de baterías - Handling&Storage

Vaya al Contenido

FRONIUS - Reishauer AG moderniza su tecnología de carga de baterías

Reishauer AG moderniza su tecnología
de carga de baterías

Con la ayuda de tecnología Fronius, el especialista en tecnología de soldadura ha conseguido una estación de carga limpia, segura y fácil de utilizar para su flota de carretillas elevadoras.

Elevada calidad y tecnología innovadora son las claves del éxito de la empresa suiza Reishauer AG. Esta fórmula se utiliza también en la alimentación interna de la producción: Junto con Fronius, este especialista en tecnología de soldadura ha realizado una estación de carga para sus vehículos industriales eléctricos que destaca por su manejo sencillo, seguridad y diseño. El líder tecnológico austriaco no solo ha suministrado los cargadores Selectiva energéticamente eficientes, sino que también se ha encargado de la planificación y construcción de toda la infraestructura.
"Tan preciso como un reloj suizo": para Reishauer AG con sede en Wallisellen, Zúrich, no solo se trata de una frase hecha, sino de una realidad constatable. Esta empresa familiar fundada en 1788 es proveedor tecnológico para el rectificado de engranajes. Con la invención en 1945 de la rectificadora por muela roscada, Reishauer ha desarrollado un procedimiento único, rápido y con precisión micrométrica para mecanizar el interior de los flancos de ruedas dentadas después del temple rápidamente. Se utiliza sobre todo en la industria del automóvil que, gracias a este método, puede mejorar de forma significativa la precisión del engranaje, la eficiencia energética, el consumo de combustible, la suavidad de funcionamiento y la emisión de ruidos de todo el vehículo. Entre los clientes de Reishauer AG destacan fabricantes y proveedores de renombre a nivel internacional.
Reishauer fabrica todas las máquinas en su única planta de producción en Wallisellen. No obstante, la empresa ha dejado hace tiempo de definirse como un mero fabricante de máquinas, sino que se presenta como socio para confeccionar soluciones integrales a medida junto con el usuario. "Nuestra gama de productos incluye actualmente también herramientas de rectificado y reafilado con un alto grado de especialización, instalaciones de control, sistemas de sujeción y soluciones de automatización", explica Oliver Ritter, director del departamento de logística. "Esto permite garantizar que toda la cadena de procesos de rectificado de nuestros clientes sea cubierta por un solo proveedor". Gracias a esta fórmula de éxito, Reishauer ha conseguido convertirse en empresa de renombre dentro del exigente sector de automoción. Además, ha crecido mucho: solo en la sede principal en Suiza trabajan unas 500 personas, y en todo el mundo son más de 700. Hay filiales en Alemania, Francia, China, Japón y EE. UU.

Una buena impresión es lo que cuenta

Reishauer sigue manteniendo su sede principal en Suiza, apostando por una alta calidad y una tecnología innovadora que le permiten competir a largo plazo contra una competencia internacional cada vez más exigente. Los visitantes se quedan impresionados por las naves de producción y montaje, ya que son luminosas, están ordenadas y limpias. "Recibimos muchas visitas, tanto clientes y personas particulares", explica Ritter. "Por ello es importante transmitir una buena impresión". Nuestra tecnología de flujo de materiales es también muy moderna: 12 vehículos industriales eléctricos de la marca Linde se encargan de la logística interna. Son silenciosos, rápidos, y transportan materias primas, piezas semiacabadas, módulos y máquinas completas por todas las instalaciones de la empresa. Todo ello sin emisiones.
Para suministrar energía a esta flota compuesta por 9 carretillas retráctiles, 2 carretillas elevadoras contrapesadas y 1 tractor, Reishauer ha instalado una estación de carga de baterías centralizada en una de las naves. Se trata de una estación muy moderna y ordenada: los empleados disponen de tres cargadores, perfectamente alineados y montados en unos módulos especiales independientes. Las plazas de aparcamiento para las carretillas elevadoras están claramente señalizadas y destacan por su fácil acceso. No hay cables de carga tirados por el suelo que puedan molestar. Además, se han colocado un botiquín de primeros auxilios, extintores y diferentes equipos de seguridad en lugares bien visibles y fácilmente accesibles. Tanto los equipos como la infraestructura completa han sido suministrados e instalados por Fronius Perfect Charging.

Riesgos por tecnología de carga obsoleta

"Antes teníamos algunos cargadores con técnica de transformador de 50 hercios que estaban esparcidos por toda la empresa", se acuerda Ritter. "Pero no estábamos contentos: El procedimiento de carga estaba obsoleto y, a raíz de nuestras auditorías internas, detectamos considerables defectos en materia de seguridad y protección contra incendios". La configuración experta de los locales y estaciones de carga es muy importante, precisamente en el caso de baterías de plomo: Por un lado, contienen ácido agresivo y, por el otro, durante la carga puede existir peligro de explosión por el gas detonante que se va generando. En consecuencia, en 2015, Reishauer decidió modernizar y volver a estructurar su tecnología de carga y recurrió al experto Fronius.
"Para nuestros clientes, la eficiencia energética y la vida útil de la batería suelen ser los argumentos decisivos cuando se trata de inversiones en tecnología de carga", cuenta Reto Baumgartner, asesor comercial para cargadores de baterías de Fronius Suiza. "No obstante, en este caso nos centramos principalmente en la seguridad y facilidad de uso porque esta flota de carretillas elevadoras no está sometida a esfuerzos muy grandes". Fronius ha diseñado para Reishauer una estación de carga centralizada con cinco puestos, cumpliendo en todo momento las normas y condiciones previas aplicables. "Distancias de seguridad, ventilación, señalización, medidas de protección, etc. Hay muchos aspectos que se deben tener en cuenta en cuanto a la planificación, y las empresas de carretillas elevadoras a menudo no saben", comenta Baumgartner.

Construcción segura con módulos de carga Fronius

Gracias a los módulos de carga Fronius, los cargadores de batería tienen una ubicación fija, evitando que las carretillas elevadoras choquen contra ellos. Además, son muy fáciles de utilizar. Como medida de protección contra daños, los cables de carga se retiran automáticamente cuando no se necesitan. Los módulos ofrecen además espacio para todo el equipo de seguridad necesario si en algún momento se produce un accidente en la empresa. "Esta estación no solo cumple estrictamente con la normativa, sino que su diseño es también muy atractivo", opina Oliver Ritter. "Se integra perfectamente en el conjunto, algo que no ocurría con la tecnología de carga que utilizábamos antes y que no era precisamente agradable a la vista".
Los nuevos equipos Fronius pertenecen a la generación actual de la exitosa familia de productos Selectiva. Gracias al proceso de carga Ri, disponen del procedimiento más avanzado actualmente. "Cada proceso de carga se realiza según una curva característica personalizada que se calcula en base a la antigüedad, la capacidad y al estado de carga de la batería conectada", afirma Baumgartner. Esta particularidad aumenta la eficiencia energética y cuida las costosas baterías. "Gracias a la detección automática de la corriente, los equipos son capaces de cargar baterías de diferentes tipos con máxima flexibilidad". Las carretillas elevadoras en Reishauer funcionan con baterías de almacenamiento de 24, 48 y 80 voltios. Aunque los empleados pueden conectar cualquier vehículo a cualquier cargador: "Solo hay que enchufar el conector y el resto funciona solo. Más fácil, imposible", se sorprende Ritter.

Carga retardada para aprovechar las tarifas de electricidad más económicas

Estos equipos incluyen funcionalidades útiles como, por ejemplo, el inicio de carga retardado: independientemente del momento en el que un empleado conecte la batería, el proceso de carga siempre comenzará a una hora previamente definida. "De este modo nos podemos beneficiar de las tarifas nocturnas más económicas y reducir costes", subraya Ritter. Como el grado de utilización de la flota de Reishauer no es especialmente elevado, es suficiente cargar las carretillas elevadoras por la noche para garantizar que estén listas durante el día. Las franjas LED en los equipos indican de un solo vistazo si la batería está completamente cargada o si se ha enfriado. "Así, facilitamos el trabajo y evitamos fallos del sistema", explica el responsable de logística.
Reishauer también se muestra muy satisfecho con el amplio servicio de Fronius. "El asesoramiento desde el primer cálculo, la planificación en detalle, la construcción y la puesta en servicio han sido de primera", resume Ritter. "Contamos en todo momento con el apoyo de expertos de Fronius y gracias a la interface USB, podemos grabar las actualizaciones de los equipos y nuevas curvas características sin apenas esfuerzo". La nueva estación de carga destaca por su manejo sencillo, seguridad y diseño atractivo, ofreciendo una auténtica solución integral para la producción. "Es el centro de atención de todas las miradas", sonríe Ritter. Y el responsable de logística ha notado otro cambio: "El consumo de agua de las baterías ha bajado muchísimo, por lo que tenemos que rellenarlas con mucho menos frecuencia". Una ventaja adicional de este suave proceso de carga Ri que facilita el día a día a los empleados de Reishauer. "En resumen, volveríamos a elegir una y otra vez a Fronius", se muestra convencido Oliver Ritter. "El paquete integral nos ha convencido por completo".


Regreso al contenido