EU Automation - Proyectos a la vanguardia de la robótica - Handling&Storage

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

EU Automation - Proyectos a la vanguardia de la robótica

 
 
Neil Ballinger, jefe de ventas de EU Automation en EMEA
 
Proyectos a la vanguardia de la robótica
 
Una automatización bien hecha.
 
Antonio Gaudí revolucionó la forma de entender la arquitectura. El significado de su obra no se percibe únicamente en la representación de la naturaleza con estructuras y mosaicos de cerámica completamente originales, sino también en el ejemplo que supuso para posteriores artistas. De forma similar, las principales figuras de la Industria 4.0 son ejemplos tanto de lo que es posible hoy en día como de lo que servirá de inspiración para los ingenieros del mañana.
La Federación Internacional de Robótica (FIR) prevé que el número de robots expedidos a nivel mundial aumente de media un 12 % al año de 2020 a 2022. Si bien se trata de una noticia fantástica para quienes abogan por la cuarta revolución industrial, la industria requiere calidad a la vez que cantidad para que esta tendencia tenga éxito. Las siguientes campañas de automatización experimental y arriesgada demuestran de qué forma puede la industria aprovechar al máximo la automatización.
 
Los adhesivos al rescate
 
Con casi un tercio de todas las instalaciones robóticas, la industria electrónica es una de las más automatizadas. En 2019, Samsung automatizó por completo la fabricación de sus pantallas para smartphones. Aunque los métodos anteriores se basaban en cinta de doble cara y trabajo manual, Samsung automatizó el proceso gracias a la ayuda de adhesivos líquidos. Se prevé que este cambio aparentemente insignifiante reduzca los costes de fabricación en un 80 %.
 
Fábricas sin luz
 
En ningún lugar encaja mejor la automatización que en la fabricación de robots, y Fanuc es el ejemplo perfecto de cómo se puede emplear la maquinaria para autorreplicarse. Gracias a la utilización desde 2001 de la metodología de fabricación de luces apagadas, Fanuc ha creado una fábrica en la que no se requiere ningún trabajador humano. Esta hermética empresa situada a los pies del monte Fuji utiliza su singular ausencia de trabajadores de fábrica para eliminar costes como la iluminación y el aire acondicionado. Además, el ritmo de trabajo más lento característico de algunos procesos automatizados se contrarresta con la capacidad de la fábrica de funcionar las 24 horas del día ininterrumpidamente.
Basándose en el ejemplo de Fanuc, la empresa de impresión 3D Voodoo Manufacturing ha automatizado sus oficinas con la ayuda de cobots. Al programar los brazos robóticos para que manejen impresoras 3D y retiren los artículos durante prácticamente las 24 horas del día sin interrupciones, esta empresa emergente ha aumentado el uso que hace de las impresoras 3D, logrando que pase de un 30-40 % a un 90 %. Para una empresa pequeña, el hecho de aumentar la eficiencia en más de un 50 % puede ofrecer la ventaja necesaria para competir con las marcas consolidadas.
 
Comestibles en una colmena
 
Al margen de la fábrica, automatizar partes de la cadena de suministro también puede ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Ocado ha consolidado aún más la función de la automatización para empresas que trabajan de cara al público gracias al innovador sistema de cuadrícula que utiliza en sus almacenes.
Un ordenador central controla una pequeña flota de robots del tamaño de una lavadora que se mueve por encima de una cuadrícula. Por debajo, los comestibles se apilan siguiendo un orden determinado por un algoritmo, y se desplazan por la fábrica para entregarlos a los trabajadores a fin de que estos satisfagan los pedidos de los clientes.
La sencilla funcionalidad de los robots, limitada a la elevación y a un movimiento en dos dimensiones, se ve compensada por su interconectividad. El ordenador central del almacén puede hacer que los robots se muevan en perfecta armonía, maximizando la eficiencia del supermercado. No obstante, la mayor ventaja de este sistema es su escalabilidad. Gracias a la relativa sencillez con que se pueden reparar las máquinas, así como a la facilidad para ampliar la capacidad de almacenamiento, el almacén se puede reformar para satisfacer una demanda cada vez mayor.
Aunque puede que la cuadrícula no sea tan bonita ni vistosa como la Sagrada Familia de Gaudí, nos obliga a cambiar nuestras conjeturas sobre lo que es un supermercado y cómo debe funcionar. 

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal