ENERSYS - Transporte de frutas y verduras 4.0: la importancia de las baterías de las carretillas elevadoras - Handling&Storage

Vaya al Contenido

ENERSYS - Transporte de frutas y verduras 4.0: la importancia de las baterías de las carretillas elevadoras

Transporte de frutas y verduras 4.0: la importancia de las baterías de las carretillas elevadoras

Una logística especializada puede lograr más de un 30% de ahorro gracias a una gestión inteligente de la energía.

La rapidez y la puntualidad son objetivos importantes para quienes trabajan en el transporte de frutas y hortalizas. Una gestión eficiente del almacén, empezando por el mantenimiento de las carretillas elevadoras, puede marcar la diferencia. Por este motivo, el Consorcio de Transportes Trans Lusia, que opera en el sector hortofrutícola italiano e internacional desde hace casi 30 años, ha decidido equipar su nueva flota de carretillas elevadoras con baterías NexSys® producidas por EnerSys®. NexSys® es la solución de plomo puro más avanzada que permite un rendimiento muy alto sin necesidad de rellenar el agua y cambiar la batería. Esta tecnología, combinada con herramientas de gestión de energía, ayuda a la empresa a reducir significativamente los costes de gestión de flotas y mantenimiento.
Trans Lusia, cuya clientela internacional abarca desde grandes minoristas hasta mercados y mayoristas, siempre ha tenido en la puntualidad su punto fuerte. Con sede en la provincia de Rovigo, la empresa gestiona un almacén de 9.000 metros cuadrados a temperatura controlada y equipado con 700 metros cuadrados de cámaras frigoríficas. Para mejorar la eficiencia y productividad de su departamento de refrigeración, Trans Lusia compró recientemente una nueva flota de 18 carretillas Linde equipadas con baterías NexSys® TPPL (Thin Plate Pure Lead). Esta inversión nace de la voluntad de resolver los problemas relacionados con la gestión de la batería.

El reto: mantener las baterías siempre cargadas y eficientes... incluso con frío  

Las baterías de la flota anterior de Trans Lusia habían sufrido un proceso de deterioro prematuro debido a una gestión y mantenimiento inadecuados. Por ello, la empresa buscaba carretillas con baterías duraderas, capaces de garantizar la máxima eficiencia durante al menos cinco años consecutivos sin necesidad de un mantenimiento constante.
El primer reto al que se enfrentó Trans Lusia era el relacionado con la larga duración de los turnos y los ritmos de trabajo particularmente intensos que a menudo caracterizan a los almacenes de frutas y verduras. “Tenemos dos turnos de 12 horas y dos picos: uno de noche, cuando llega la mercancía y hay que descargarla, y otro de tarde, cuando salen los envíos”, explica Massimo Ferrarese, presidente del consorcio.
“Si las baterías de la carretillas elevadoras se descargan fácilmente y no se pueden recargar con rapidez, especialmente durante las horas punta, existe el riesgo de que las entregas se ralenticen y se reduzca la eficiencia”.
Además, el ritmo de trabajo no permite que los empleados dediquen tiempo al mantenimiento de las baterías, que acabaron estando descuidadas. Debido a la elevada rotación del personal de almacén, típica del sector logístico, los operarios no llegan a acumular experiencia suficiente para garantizar un mantenimiento adecuado.
El progresivo deterioro y la reducción de la autonomía de la batería, combinados con los largos tiempos de carga, han acabado por impactar negativamente, no solo en la productividad del almacén, sino a los costes de electricidad.
Otro desafío estaba relacionado con el entorno de trabajo. Las cámaras frigoríficas de Trans Lusia se mantienen a una temperatura constante de 4 grados centígrados, mientras que los almacenes están a 12 grados, unos factores que no deben subestimarse cuando se trata de baterías. La exposición al frío puede provocar un deterioro de la batería tanto en términos de autonomía diaria como de duración total, ya que puede modificar la temperatura del electrolito y, en consecuencia, provocar una pérdida de eficiencia.
Trans Lusia confió en el asesoramiento experto de EnerSys® para resolver todos estos problemas.

La solución: carga rápida y bajo mantenimiento incluso en entornos de almacenamiento en frío   

La solución propuesta por EnerSys® fue la batería de tracción NexSys® combinada con cargadores modulares.
Una de las grandes limitaciones de las baterías tradicionales o de gel, como las utilizadas anteriormente por Trans Lusia, es que no se pueden recargar parcialmente. Por lo tanto, la recarga debe ser completa y tarda mucho tiempo. Además, es necesario reemplazarlas o recargarlas en cuanto alcanzan una DOD (profundidad de descarga) del 80%. Las baterías NexSys®, basadas en la innovadora tecnología Thin Plate Pure Lead (TPPL), se pueden recargar al 40% en 1 hora.  La posibilidad de recargas parciales rápidas mantiene el electrolito a una temperatura constante, protegiéndolo de las bajas condiciones térmicas de las cámaras frigoríficas.
“Ahora, nuestro personal recarga rápidamente las baterías de las carretillas elevadoras durante las pausas de trabajo o los cambios de turno, asegurando que los vehículos estén siempre disponibles cuando sea necesario”, comenta Ferrarese.
Otra ventaja para Trans Lusia es la eliminación del espacio para cargar y cambiar las baterías. Dado que la gasificación de las baterías NexSys® es casi inexistente, la recarga puede llevarse a cabo en el entorno de trabajo, a bordo del vehículo, simplificando así las operaciones de varios turnos.
Las baterías NexSys®, al estar selladas, no necesitan recargarse con agua y reducen a cero todos los costes, incluido el de personal, asociados con esta operación. El consumo de energía se reduce considerablemente gracias a la tecnología TPPL y al uso de cargadores modulares.

El futuro ya es una realidad: mantenimiento predictivo a través del IoT

Para reducir aún más los costes de mantenimiento y mejorar la eficiencia energética, Trans Lusia ha combinado las baterías NexSys® con la solución Power Management. Montado en las baterías, permite detectar en tiempo real parámetros críticos como la temperatura del electrolito, el nivel de agua, la corriente de descarga, la corriente de carga, el balance de tensión entre celdas y el estado de carga.
EnerSys® puede monitorear y analizar estos datos suministrando informes online del uso de la batería y consejos para aumentar la eficiencia. “En Trans Lusia les gustó inmediatamente este tipo de mantenimiento predictivo porque evita problemas como el deterioro de la batería o el consumo excesivo de energía”, explica Damiano Sandrini, director de ventas de Motive Power Italia en EnerSys®. “Ahora podemos saber, por ejemplo, si un operador ha dejado que una batería se descargue en exceso e identificar acciones correctivas para mejorar la gestión y la eficiencia a medio y largo plazo”.
EnerSys® estima que el cambio a NexSys®, combinado con el uso de cargadores modulares y una solución de gestión de energía, permitirá a Trans Lusia alcanzar un ahorro energético de más del 30% en los próximos cinco años y una reducción de más de un tercio de los costes operativos y de gestión (sustitución de baterías, recarga, coste del agua).
“Gracias a la contribución de EnerSys®, estamos mejor preparados para afrontar los retos del futuro y seguir siendo competitivos a nivel nacional e internacional”, comenta Ferrarese. “La tranquilidad de saber que podemos contar siempre con energía constante y eficiente para nuestras carretillas, nos permite garantizar a nuestros clientes entregas aún más rápidas y puntuales”.


Regreso al contenido