CROWN - Centrados en la eficiencia y la sostenibilidad - Handling&Storage

Vaya al Contenido

CROWN - Centrados en la eficiencia y la sostenibilidad

Centrados en la eficiencia y la sostenibilidad

La flota de carretillas elevadoras Crown con baterías de ion-litio aporta valor añadido
a Voigt Logistik en Neumünster (Alemania).

En otoño del 2018, se inauguró en la localidad de Neumünster el centro de distribución más grande y moderno del estado federal de Schleswig-Holstein, en Alemania. Este proyecto insignia, encargado por la empresa de logística Voigt Logistik, representa una nueva generación de edificios de logística sostenibles. Con el tiempo, está previsto que sea capaz de generar electricidad suficiente, a partir de propias sus instalaciones de energía renovable, para suministrarse tanto a sí mismo como al edificio de oficinas adyacente. Esta nueva infraestructura, además, ha permitido a Voigt implantar un innovador sistema de gestión energética para sus carretillas elevadoras. El concepto, basado en la tecnología de ion-litio, es la respuesta perfecta a numerosos escollos generados por el exigente horario a dos turnos del centro. Mientras el edificio estaba todavía en fase de planificación, Crown y su socio de proyecto, la empresa Soester Batterie Systeme, analizaron en detalle todas las necesidades y los flujos de trabajo y desarrollaron tanto una solución a medida basada en las baterías de litio como un concepto de renting flexible para la flota de carretillas elevadoras de Voigt.

Nuevo centro para el transporte a corta y larga distancia

La sede central de Herbert Voigt GmbH & Co. KG está en Neumünster, a solo 35 km de Kiel y el mar Báltico. “Como accionistas de Unitrans y DHL-Voigt International, formamos, junto con nuestros conocidos socios, una de las redes de logística internacional líderes en el mundo. A través de nuestra red de rutas minuciosamente programadas, cada día salen de nuestras instalaciones unos 50 vehículos que transportan mercancías por toda Alemania y Europa, siguiendo estrictos horarios de entrega”, explica Henning Voigt, socio ejecutivo, quien, como miembro de la familia de tercera generación, dirige con éxito la empresa familiar. Para manipular el volumen de paletas necesario, se aseguró de que el centro de distribución más moderno y más grande —con 10.000 metros cuadrados— de Schleswig-Holstein dispusiera, nada menos, que de 106 muelles de carga. El edificio, equipado con un sistema fotovoltaico de 250 kW de 3.000 metros cuadrados, con acumuladores eléctricos internos y dos bombas de calor eléctricas de 40 kW, es prácticamente autosuficiente en términos energéticos. La empresa de logística utiliza energía solar (almacenada para uso interno en acumuladores de gran capacidad) para alimentar los sistemas eléctricos del edificio, así como los cargadores de baterías de la flota de carretillas elevadoras.
En la fase de planificación, Voigt consultó a Crown, quien colabora desde hace mucho tiempo suministrando y dando servicio a las carretillas elevadoras de la empresa, con objetivo de idear un nuevo concepto de energía para su flota de carretillas. “Como proveedor de servicios de primer nivel, seguimos los principios de la logística verde, esforzándonos siempre por emplear la tecnología más eficiente desde el punto de vista energético. Esto no se aplica solo a la construcción y el equipamiento de nuestros edificios, sino también a nuestros vehículos de transporte y nuestras flotas de carretillas”, destaca Henning Voigt.

Manipulación de mercancías limpia y racionalizada

Antes, los empleados de los centros de logística de Voigt trabajaban con las carretillas contrapesadas de la serie SC, los apiladores dobles de la serie DT y las transpaletas eléctricas de la serie WT, equipados con baterías convencionales de plomo-ácido. Pero con el exigente horario a dos turnos de la empresa, que a menudo implica una altísima rotación de paletas de todo tipo, los operarios suelen cambiar de batería al menos una vez por turno. Esto, además de consumir tiempo, genera costosos picos de consumo energético cuando todas las baterías están conectadas a la vez en las estaciones de carga. “Por eso, durante el proyecto de construcción, nos planteamos si podríamos usar tecnologías innovadoras para acortar los ciclos de carga de las baterías, o hacerlos más flexibles. Crown nos sugirió que usáramos baterías de ion-litio”, recuerda Henning Voigt. A diferencia de las baterías tradicionales, las baterías de litio pueden recargarse en cualquier momento —incluso durante pausas breves— usando estrategias de carga rápida o cargas parciales de oportunidad en momentos de inactividad. “El otro argumento a favor de las baterías de litio era que los empleados ya no tendrían que volver a cambiar baterías, ni efectuar el relleno de agua, ni limpiar los electrodos para evitar fugas, etc”, añade Alexander Koch, representante de ventas de Crown en Alemania. Por si fuera poco, con este enfoque se recortarían costes, dado que no harían falta segundas baterías ni una infraestructura para cambiarlas. Además, la manipulación también resultaría más sencilla, ya que las baterías de litio van totalmente integradas en las carretillas y pueden recargarse de manera fácil y cómoda mediante un puerto de carga externo, con lo que los complejos cambios de batería formarían parte del pasado. Por último, los operarios pueden comprobar en cualquier momento el estado de carga de la batería a través del indicador en el display de la carretilla. Stephanie Siebken, de quien depende la flota de carretillas elevadoras de Voigt Logistik, menciona una consideración más: “Queremos que nuestros empleados se sientan a gusto en el trabajo. Con esta solución limpia de ion-litio, hemos logrado optimizar las condiciones de trabajo en el almacén”.

Cuidadosa planificación de necesidades e infraestructura

Otro de los factores que influyeron en las decisiones de inversión en un nuevo edificio fue el ahorro de costes energéticos. Ahora, la empresa genera su propia electricidad y puede reducir los picos de carga. No obstante, por encima de todo, Voigt quería asegurarse de que las carretillas elevadoras estuvieran siempre disponibles durante los periodos de mayor actividad de carga y descarga de mercancías. Tal y como explica Alexander Koch: “Los consejos que damos a nuestros clientes son neutros en cuanto a tecnología. Las numerosas ventajas de las baterías de litio para esta aplicación en particular son solo un factor más; en nuestra planificación, también tenemos que dar cabida a las cargas de oportunidad y a la integración de los cargadores allí donde son necesarios”.
Stephanie Siebken está de acuerdo: “Unos doce meses antes de la inauguración de las instalaciones, ya habíamos empezado a evaluar nuestros procesos, y a probar vehículos y baterías, así como nuestra infraestructura de carga. Ni siquiera nos planteamos contratar a otro proveedor, porque llevamos años tejiendo sólidas redes de confianza con Crown. Con sus abundantes conocimientos y experiencia con respecto a la tecnología del litio, son unos de los principales innovadores del mercado”.
Crown lleva más de diez años trabajando para Voigt Logistik, en colaboración con Soester Batterie Systeme. El proveedor de baterías ofrece soluciones propias para toda la gama de productos de Crown, basadas en baterías de plomo-ácido o de ion-litio, que van totalmente integradas en cada máquina mediante CAN bus. Para analizar el comportamiento de las carretillas usando datos reales, los especialistas de Soester instalaron sistemas de registro de datos en las baterías operativas de la flota de Voigt. Crown, asimismo, suministró dos transpaletas eléctricas WT 3040 de prueba con batería de litio, a fin de que los operarios se familiarizaran con las carretillas y las baterías, así como para analizar los tiempos de carga de las baterías. Mientras tanto, Voigt preparó los horarios de los turnos del nuevo centro de distribución basándose en los cálculos nominales de carga de las baterías. Las tres empresas trabajaron en equipo para calcular las necesidades de las operativas planificadas en lo relativo a capacidad de las baterías y rendimiento de los cargadores, y trazaron después un plan para optimizar la red de puntos de carga.

El nuevo edificio consta de una infraestructura optimizada

“Al pasarse a la tecnología de ion-litio, es importante implicar a todos los colaboradores del proyecto en la fase de planificación, lo antes posible. Voigt nos incorporó en cuanto empezaron las conversaciones sobre el proyecto de construcción del centro, lo que nos permitió asegurarnos de que en las características del edificio se incluía la salida de alto voltaje que se precisa para los puntos de carga. Sin la posibilidad de hacer cargas rápidas en las baterías de litio, el concepto en su conjunto habría sido erróneo de base”, explica Alexander Koch. Se trataron otros temas como las rutas operativas y la ubicación de los cargadores junto a los muelles de carga y en las zonas de descanso, para garantizar que las cargas de oportunidad se integrasen completamente en los flujos operativos.
Para brindar a los clientes la solución más eficiente en términos de costes y energía para su aplicación particular, Crown ofrece una gama variada de capacidades de batería. La experiencia demuestra que las baterías de litio pueden permitirse ser más pequeñas, porque al admitir cargas de oportunidad, pueden cargarse parcialmente en cualquier momento y realizar un ciclo de carga completo en tan solo dos horas. Voigt Logistik y Crown acordaron un modelo de renting flexible para las carretillas elevadoras, y Voigt y Soester Batterie Systeme GmbH cerraron un acuerdo de alquiler con servicio completo para todas las baterías de litio y los cargadores.

Mejora de la eficiencia operativa

“Nos encanta haber podido contribuir a lograr mejoras tan importantes en cuanto a procesos y calidad. Un proyecto como este es un proceso dinámico, porque adaptamos nuestra solución constantemente, a medida que va haciendo falta, a las necesidades cambiantes y en evolución del cliente”, resume Timo Pantwich, presidente de Soester Batterie Systeme GmbH. “Cuando hacemos el mantenimiento de las baterías, no nos limitamos a instalar actualizaciones de software y comprobar que las baterías y los cargadores funcionen correctamente, sino que también analizamos los registros de datos de las baterías para asegurarnos de que su capacidad nominal coincida con su comportamiento real en uso, y para evaluar si pueden conseguirse mayores ahorros”. Escasos seis meses después de la inauguración del centro, la flota había alcanzado un nivel de eficiencia acumulativa de en torno al 90 %. Esto representa una mejora de más del 50 % con respecto a las baterías de plomo-ácido.
Todos los vehículos de Crown equipados con baterías de litio presentan una característica especial: si es necesario, cada carretilla también funciona sin problemas con baterías convencionales. Aunque esta flexibilidad resulta tranquilizadora, Voigt nunca ha tenido que echar mano de ella. Bien al contrario, los operarios alaban el alto rendimiento sostenido tanto de las baterías como de las carretillas elevadoras. Al no haber caídas de voltaje durante los turnos de trabajo, los vehículos y las baterías resultan fáciles y cómodos de manejar. “La solución ion-litio de Crown es justo lo que necesitamos. Todo el concepto tiene gran aceptación entre nuestros empleados, pero también entre los clientes que vienen a visitar nuestras instalaciones. La tecnología es mucho más limpia y eficiente, y podemos usar la energía solar producida por las placas fotovoltaicas del tejado para alimentar directamente los cargadores de batería”, confirma Henning Voigt, quien se muestra visible satisfecho y ya está ideando nuevos planes. “Nuestro sistema fotovoltaico produce, actualmente, cerca del 70 % de la energía que necesitamos. Ahora, nuestra meta es alcanzar el 100 %, lo cual significa que ampliaremos la cantidad de paneles a lo largo de los próximos dos años más o menos”.
El centro de distribución, con su fiable flota de carretillas elevadoras de litio, no solo es un proyecto insignia para Voigt, sino que también lo es para Alexander Koch. “Para nosotros, fue un proyecto de consultoría de gran envergadura que disfrutamos excepcionalmente porque las dos empresas familiares, Crown y Voigt, comparten una filosofía común que se caracteriza por el trabajo en equipo basado en la colaboración y la confianza”.
“Las carretillas elevadoras de iones de litio de Crown encajan perfectamente con nuestra filosofía empresarial de logística verde y la estrategia de sostenibilidad que subyace a nuestro nuevo edificio. Con esta solución de energía limpia, hemos podido mejorar de forma notable nuestra eficiencia y ahorrar costes en energía sin sacrificar el rendimiento, porque cada minuto cuenta con nuestros apuradísimos tiempos de carga y descarga”, concluye Henning Voigt.


Regreso al contenido