BOSSARD - Barreras invisibles de la industria 4.0 - Handling&Storage

Vaya al Contenido

BOSSARD - Barreras invisibles de la industria 4.0

Antonio García, director general Bossard Spain, S.A.

Barreras invisibles de la industria 4.0

La industria 4.0 requiere procesos interconectados
y ello exige comunicación entre departamentos.

La industria española vive un momento dulce y próspero. Hay sectores que están teniendo una mayor productividad que otros, pero en general, se dibuja un escenario favorable al crecimiento a corto y medio plazo. Pudiendo dejar a un lado la preocupación latente de las ventas de hace tan solo tres años, el sector industrial está mostrando cada vez mayor interés por la eficiencia y, como no, por integrar sea como sea la industria 4.0 en sus procesos.
Esta es, sin duda alguna, una buena noticia de base, porque querer mejorar es un síntoma saludable de prosperidad económica, si bien tiene algunos matices. Desde Bossard, nos encontramos con diferentes interlocutores en una industria: el responsable de compras, el de producción, el CEO o el de logística por citar los más comunes. Y a pesar de que el objetivo de toda empresa es la búsqueda de eficiencia y el ahorro operativo, lo que advertimos es que cada uno de ellos prima los objetivos independientes de su departamento en la toma de decisiones sin aplicar, en la mayoría de casos, una visión estratégica global. Mientras el CEO busca reducir gastos totales e incrementar la productividad, el responsable de compras quiere los mejores productos del mundo y el de logística el máximo ahorro de costes. ¿Cómo se unifica todo esto? Con soluciones globales.
La industria 4.0 requiere procesos interconectados y ello exige comunicación entre departamentos. Toda organización que quiera entrar a formar parte de la industria 4.0. debe asumir previamente este proceso de transformación digital, que implica un cambio de cultura corporativa. El mayor problema de las empresas a la hora de asumir el cambio tecnológico es la dificultad para crear una cultura digital.
Esta nueva manera de organizar los medios de producción requiere versatilidad, transparencia, conocimiento, y para ello es clave la comunicación entre personas y entre departamentos. El reto de la industria española es tener el convencimiento de las ventajas que supone la industria 4.0 y saber transmitir la visión estratégica del negocio con unos criterios alineados y unificados.

Regreso al contenido